Lunes 22 de Abril del 2019

Una enfermedad que se trata y se cura

La Tuberculosis es una enfermedad de efecto contagioso que se trasmite a través de gotitas de salivas, al hablar, toser, estornudar y afecta principalmente el aparato respiratorio (los pulmones). Lo importante, es que se trata y se cura, con varios antibióticos utilizados simultáneamente, durante un periodo aproximado de 6 meses. Un tratamiento completamente gratuito a través del Sistema de Salud Pública.
Locales - 24 de Marzo

La referente del programa provincial de Tuberculosis, Gladys Noemí Pugliese explicó que algunos de los síntomas son tos con más de 15 días de evolución que no haya respondido a algún tratamiento o medicaciones comunes, fiebre, sudoración nocturna y disminución de peso. “En ese caso de sospecha, se comienza a estudiar al paciente, realizando diferentes procedimientos como la colocación de la vacuna PPD que ayuda a medir la inmunidad, pero no es especifica de Tuberculosis, sino un método utilizado para el diagnóstico de la infección”. 


La profesional agregó que quienes están más expuestos a contagio son los niños, la población joven, y aquellas personas que tienen algún déficit en sus defensas, ya sean diabéticos, pacientes que requieren de tratamientos con corticoides o inmunosupresores. .


En este sentido, explicó que la enfermedad tiene cura, y un tratamiento totalmente gratuito. “A las dos semanas de realizar el tratamiento que es prologando, pero altamente efectivo, el paciente deja de contagiar. Es completamente gratuito a través del Sistema de Salud Pública” comentó.


Toda persona que presente alguno de los síntomas por más de 15 días, debe concurrir a cualquier centro de salud u Hospital para un control o acercarse a la sede del programa provincial de Tuberculosis, ubicado por calle Catamarca 61 en el Centro de la Ciudad.


Sobre las medidas de prevención, la doctora Alejandra Zárate neumonóloga, detallo que para prevenir la enfermedad, se recomienda ventilar las habitaciones, controlar que los niños que tengan una vacunación oportuna, como la vacuna BCG al nacer y a los 6 años, mantener la lactancia materna y una buena alimentación.


A su vez indico que el diagnostico, “se hace por medio de la baciloscopia, a través de un esputo. Aquel que es activo va a toser y tener secreciones. Si no tiene secreciones no se puede hacer el diagnostico, una radiografía ayuda también al diagnóstico”.

DEJANOS TU COMENTARIO


COMENTARIOS

afiche de la Semana

video de la Semana