Domingo 16 de Junio del 2019

“Café cortado, café con moscas, el mismo precio”

El que madruga Dios lo ayuda, un refrán más que utilizado por aquellos que se deben levantar temprano ya sea por llevar los niños al colegio, el trabajo o simplemente la mujer lo corre tempranito por molesto. Este último no es mi caso, el trabajo me madruga
Locales - 12 de Abril

Una costumbre de hacer un cafecito con tu pareja, tus amigo y porque no reuniones laborales, este momento es siempre muy agradable, de relaj, de compartir y de degustar el sabor del café, obviamente el saborear el café es cuando uno lo pide como cortado, una lagrima, mitad, mitad, pero solo eso

El toque de azúcar o edulcorante es a gusto personal, todo listo, ahora a disfrutar mi cafecito, un sorbo, dos sorbo y el final con sorpresa, algo duro como un terroncito de azúcar, pero claro, yo le puse edulcorante, pero la curiosidad en ver de qué se trata, busco ver y una mosca estuvo en mi boca como reclamando la saboree

La indignación se apodera del momento que hasta ahí era perfecto

Cliente:  #MOZO que pasa con el café que tiene mosca?                                                  Mozo:  observa y  dice, seguro vino volando y se metió ahí me contesto                          Cliente: NOOO estaba en el fondo de la taza y la saque de mi boca                                   Mozo: no creo (el mozo se retira en silencio de la meza y regresa con otro café)              Cliente: no quiero más estos café, no sé si tienen más moscas                                       Cliente: La cuenta por favor!

Eso fue todo, el Mozo y la empresa jamás se disculparon de lo sucedido, me cobraron como si todo fuese normal,  jamás supe si me cobraron un cortado, un mediano o simplemente un café con mosca.

Esto sucedió en un café muy concurrido frente a plaza 9 de Julio, con el mismo nombre  y de aparente buen nivel  de servicio, así está en su mayoría los servicios gastronómicos de La Rioja, vengo denunciando ciento de situaciones  que denigran a los riojanos, así no se aumenta la clientela, así no vamos a tener turismo, así vamos al fondo del charco, los controles de bromatología de la ciudad y de otros departamentos son iguales, un vergüenza, si no te estafan con los precio en relación al producto te dan comida con cucarachas, mosca y quien saben que!

El sector gastronómico debe hacer un alto de estos malos hábitos y determinar cómo normas, ser más responsables y cuidar los clientes. Quizás vuelvan a reaccionar algunos amigos gastronómicos que me dijeron que este no es el modo de hacer las cosas, no puedo denunciar así al sector, los respeto a mis amigos gastronómicos, pero comencemos por no estafar a los amigos clientes que son fieles a ellos y estos te pegan una cachetada con el servicio o la simple te estafa .  Ej. Un lomito ya no tiene más “lomo” es una feta de carne más fina que la feta de jamón, para mí eso es una estafa y lo voy a seguir denunciando porque ese es mi trabajo.

Texto: Luis Lobos                                                            

 

DEJANOS TU COMENTARIO


COMENTARIOS

afiche de la Semana

video de la Semana