DataRioja

Empresas riojanas

La prepotencia de demostrar que somos

La feria productiva que se presentó en La Rural 2017 fue una epopeya que dejo a nuestra provincia como la única del país en poner los pies ahí y demostrar lo que hace y lo que se puede hacer. La presencia de La Rioja en Buenos Aires se forjó como un parche para el centralismo. El beneficio fue mostrar el trabajo de riojanos que se juegan al pie del cañón día a día en las plantas de producción, sus puestos de trabajo.

Federalismo laboral

La Rioja tiene capacidad y decisión de hacer algo y demostrar sus potenciales a través de las empresas del estado y las privadas que ya comenzaron a dar sus frutos en cuanto a la producción. Pero lo más importante es la generación de fuentes de trabajos que se dispersan por toda la provincia, el federalismo laboral al menos se ve puesto en estas empresas del estado.

La distancia, la geografía no nos favorece para la captación de empresas privadas que cuando tuvieron un diferimiento impositivo estuvieron aquí, pero eso no se pudo mantener, el centralismo diluyó esas posibilidades a los riojanos y levantaron sus fábricas y se fueron, así de simple. Después de tantos beneficios que se les dio para su desarrollo, las políticas aplicadas a nivel nacional como provincial no pudieron sostenerlas ni retener esas inversiones en la provincia.

Las SAPEM fueron muy criticadas, les pusieron un blanco para disparar desde todos lados y colores políticos, pero deben ser muy pocos o quizás ninguno quienes se llegaron para conocer sus desarrollos y producciones. Ahí a dentro hay personas, hay riojanos, hay jóvenes profesionales que tiene la camiseta de cada una de ellas, trabajan como lo hacen las grandes fabricas con normas y horario laboral completo, no se ajustan a la liviandad de la estabilidad laboral y respaldo gremial de un empleado público, ahí se trabaja o se trabaja.

Lo digo con conocimiento de causa, las tareas son arduas, no hay fin de semana, trabajan con parámetros que no deben descuidarse, el tiempo, el clima, la producción no dan tregua, esos empleados están trabajando día a día, a rajatabla. Más de uno se siente mal cuando en un café, en una oficina se los denotas por trabajar ahí, sin dudas me llegó a conmover esos relatos de riojanos, son hombre con familias, con hijos, amigos y vecinos como todos, la  apuesta como llegar a La Rural puede dignificar más y hacer visible esa tarea.

Dios está en todas partes pero vive en Buenos Aires

La puesta en valor a través de una decisión de mostrar lo que hacen las empresas del estado y las privadas deja un precedente más que importante y abre una puerta para lo que viene. Desde el primer momento en el lugar de acreditaciones ya se podía observar empresarios de distinta índole, con características extranjeras y en particular lo que más se vio eran empresarios chinos. Luego de la apertura se sentaron en cada stand con los representantes dialogando y buscando datos de sus producciones, degustando y observando los que estas producen. El periodista y conductor de Canal 13 Mario Masaccesi desde el primer momento se vio sorprendido por lo que produce Led Lar empresa del estado que producen paneles solares, iluminación Led y motos convencionales y eléctricas, este stand fue uno de los que más llamó la atención de todos los empresarios.

Igual interés también despertaron los demás stands que los interesados visitaron y degustaron los alimentos que producen. En cuanto a las propuestas turísticas se vio un arduo trabajo por parte de Alvaro Del Pino con un gran stand y folletería que mostró todo el potencial que tiene nuestra provincia. el stand que sorprendió fue el que proponía a La Quebrada del Yeso del Dpto. Gral. Lamadrid que realmente despertó un gran interés y que los medios nacionales reflejaron en sus páginas con referencia a ser un atractivo casi como Talampaya, sin dudas esto tiene un gran futuro para La Rioja.

El cierre de esta propuesta lo hizo la “Brujita” Salguero que cada día canta mejor y que nos representa con los ritmos nuestros.

Conclusión

Nada de lo que hacemos se puede ganar un mercado si no lo exponemos, nada se puede ver y palpar si no se pone en consideración de los que deciden si el producto va a tener éxito, aceptación o un simple interés. Las grandes empresas juegan de esta manera, los clientes les dan el ok o ponen el pulgar para abajo. La decisión de poner las empresas del estado en La Rural me parece algo muy jugado que debe darse más seguido y con más prepotencia, las SAPEM son la joyas de la abuela de la provincia, son el colchón que puede el día de mañana sacar de una situación financiera critica a nuestra provincia.

Me toco conocer muy de cerca todo lo que se hace y lo que se propone, todo lo que se las alaban, como a quienes las detractan, lo que despiertan como interés empresarial como también ver como se convierten en blanco cuando declinan. Quienes no hacen, no se equivocan, los que hacen corren ese riesgo. Francia tiene la SAPEM que es Renault y no hace falta comentarles lo exitosa que es y lo que representa a nivel mundial, en China todas las empresas son sociedades del estado y es una potencia mundial, no vamos a comparar la inmensidad de todos estos ejemplos, pero es bueno que algún día comencemos a hacer lo nuestro, creer, apoyar y ayudar a crecer.

Texto; Luis Lobos

URL NOTA: http://www.datarioja.com/index.php?modulo=notas&accion=ver&id=8829