Semanario Digital - La Rioja, Miercoles 24 de Agosto de 2016
Año 10 - Edición 500
Desmentida a Clarin

Crovara desestimó las denuncias publicadas en el diario Clarín

Crovara descartó las denuncias por supuestos hechos de corrupción y dijo que puede dar garantías de que todos los fondos que llegaron a la provincia fueron utilizados para la ejecución de viviendas.

El ex titular de la Administrador Provincial de Vivienda y Urbanismo (APVyU), Carlos Crovara se refirió a la denuncia publicada en el diario Clarín sobre un supuesto desvío de fondos a La Rioja por parte del actual diputado nacional y ex ministro de Planificación de la Nación, Julio De Vido y desestimó las acusaciones difundidas en el matutino porteño. Informó que aún no fue citado por la Justicia pero dejó en claro que, en caso de tener que declarar, lo hará sin ningún inconveniente ya que cuenta con toda la documentación que prueba que el dinero fue utilizado para los fines a los que fueron destinados.

En declaraciones a medios locales, el ex funcionario afirmó que hay errores e imprecisiones en la nota publicada en Clarín ya que -explicó Crovara- no se aclara que las 300 mil viviendas estaban proyectadas para todo el país y no sólo para La Rioja.

“Es muy simple revisar los fondos ingresados por cuentas corrientes y ver que fueron pagados a quienes hacían las obras”, afirmó para luego recordar que siempre se trabaja con precios topes, establecidos por región del país. "Sobre ese precio tope se trabaja y no puede haber un sobreprecio de obras", amplió.

Crovara se explayó sobre la denuncia en la que se involucra a varias ONGs locales que eran las entidades que recibían los fondos nacionales para luego construir las viviendas. Al respecto, Crovara dijo que la participación de ONGs en la operatoria fueron alternativas que brindó la Nación debido a que las grandes empresas constructoras estaban abocadas a la ejecución de obras de gran envergadura, por lo que estas ONG’s se encargaban de realizar los mejoramientos y la construcción de viviendas en diversas zonas de la provincia. “Los fondos una vez que los recibe la ONG son destinados a la compra de materiales y pago de la mano de obra. Lo que certifica la Administración de Vivienda es que la obra esté hecha, lo que puedo garantizar es que toda la obra que fue pagada está ejecutada”, aseguró el ex titular de Vivienda.

Luego, Crovara recordó cómo es toda la operatoria que se pone en marcha desde el Gobierno nacional para la construcción de viviendas en la provincia y resaltó que se debe seguir un mecanismo muy riguroso para que se envíe el dinero destinado a las obras. “Yo estuve desde septiembre de 2009 hasta diciembre de 2015, donde se hicieron entre 1.000 y 1.200 viviendas por año. Siempre los fondos vinieron de la Nación, es decir los recursos venían a la provincia vía Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, dependiente del Ministerio de Planificación y el mecanismo es muy riguroso. Primero se presentaban los proyectos en la Nación, eran aprobados en la Subsecretaría, luego se firmaban los convenios marco y a medida que se iban certificando las obras venían los fondos, por lo tanto eran fondos específicos”, explicó.

Crovara recordó además que durante su gestión al frente de la APVyU, el organismo trabajó con empresas constructoras, cooperativas, fundaciones y ONG’s. "Todo esto es legal siempre y cuando tengan personería jurídica y cumplan todos los requisitos que pide AFIP, la DGIP y el Banco Central", señaló.

En este punto, Crovara explicó paso por paso, el mecanismo que se sigue una vez que los fondos nacionales destinados a viviendas llegan a la provincia. "Los fondos se depositaban en la cuenta corriente de la Administración de Vivienda y después eran absorbidos por la cuenta única del Ministerio de Hacienda. La Administración de Vivienda luego remite una planilla al Ministerio de Infraestructura y desde allí pasa a Hacienda, que ordena que se depositen los fondos a cada ONG’s o fundación", detalló.

 

DataRioja

24/08/2016

Ingresar Comentario

Afiche

Trapitos al sol

Diseño y hosting: Luis Vilte