Semanario Digital - La Rioja, Miercoles 05 de Octubre de 2016
Año 10 - Edición 506
Recuperación del nieto #121

“POCHO” BRIZUELA REINDIVICÓ LA BÚSQUEDA DE LA VERDAD

El Secretario de Derechos Humanos Délfor “Pocho” Brizuela consideró que la recuperación de Maximiliano, el Nieto #121, “es una señal feliz, muy positiva de cómo valen la pena las políticas de derechos humanos, de memoria, verdad, justicia e identidad". Brizuela es primo hermano de quien ahora fue identificado como hijo de la riojana Ana María Lanzillotto, desaparecida durante la última dictadura militar en la Argentina.

Brizuela dio cuenta que este miércoles al mediodía se reunieron en la capital riojana en la sede de la Agrupación de Ex presos Políticos, sita en Buenos aires 118, para seguir las alternativas de la conferencia de prensa que brindaba en la Capital Federal la titular de Abuelas Estela Carlotto,
 
Sobre el acontecimiento, el funcionario provincial puntualizó que cobra relevancia además enterarse de esta situación “sobre todo en estos tiempos en donde se cuestiona la labor de los organismos de derechos humanos, por lo que el apoyo político de las autoridades no debe faltar”.
 
Brizuela estuvo acompañado de integrantes de la Asociación de ex Presos Políticos y Colectivo de Hijos de ex Presos Políticos, quienes celebraron la confirmación que Maximiliano es hijo del matrimonio de Domingo Mena y la riojana Ana Maria Lanzillotto, ambos desaparecidos en julio del año 1976 y padres también de Ramiro, que vive, en la localidad de Chepes, al sur de La Rioja.
 
Brizuela sostuvo que “a partir de ahora será un hecho significativo y por demás importante que ambos hermanos se encuentren, pero es una cuestión que se manejará de manera más íntima”.
 
Consideró que, para quien ahora es considerado el Nieto #121 recuperado “es un hecho muy fuerte y él está empezando a conocer recién ahora la verdad, tras muchos años de mentira y oscuridad”.
 
Expresó que el caso de Maximiliano, “es el primero que se da sobre la recuperación de alguien con raíces riojanas”, por su madre Ana María Lanzillotto, secuestrada y desaparecida durante la última dictadura militar en la Argentina.
 
Dijo además “este hallazgo de alguna manera reafirma el valor de seguir indagando sobre la verdad”, cuestión “también es posible en virtud de la existencia de la (CONADI) Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad, ámbito en el cual se da la posibilidad de contar con un banco de datos genéticos, entre otros.
 
Valoró además “la importancia de las distintas campañas de concientización que se realizan a través de los medios de comunicación, ya que si no existieran estas acciones que permiten romper el miedo, sería muy difícil llegar a este tipo de verdades con las que nos encontramos.
 

 

Brizuela resaltó además que Maximiliano “concurrió voluntariamente –no ha mediado ninguna medida judicial-a realizar el análisis de ADN a partir de datos e información que obraba en la CONADI, por la similitud de la Partida de Nacimiento con otras que habían sido adulteradas y otorgadas al parecer firmadas por la misma persona”.
Ingresar Comentario

Afiche

"Con el agua al cuello"

Diseño y hosting: Luis Vilte