Semanario Digital - La Rioja, Miercoles 18 de Octubre de 2017
Año 11 - Edición 526
Fuego

En el peor momento, una comida exquisita

La peor situación que le puede tocar a cualquier hombre es una catástrofe. Cuando se desata un incendio en la montaña es difícil y agobiante y sin una logística bien aceitada puede dejar los ánimos por el suelo a las brigadas que van al frente a combatir el fuego. Al desgaste de la tarea se suma la provisión de agua y comida

Defensa Civil y bomberos saben de estos periplos que deben enfrentar cuando hay un frente de incendios en alta montaña, esa logística del traslado, la provisión de bebidas y comidas son un reto para mantener a la tropa en estado de ánimo exultante, recargar energía con buena comida y agua, y desde hace tiempo un sándwich es el alimento que suele estar más disponible.

Hace unos días en las Sierras de Córdoba se desató un incendio, específicamente en Punilla, la logística tenía falencias en la alimentación de los bomberos que trabajaban en la montaña. Un sándwich no  cubría la demanda de esfuerzos. Entonces el Jefe de bomberos recordó los alimentos que vio en un stand de la SAPEM Agro Andina y se puso en contacto, hizo una compra para probar el resultado.

Se pudo observar el impacto de introducir estos alimentos en la dieta diaria, esta vez lo que más esperaban era la hora de hacer un alto para comer. Mejoras en el estado de ánimo, con comidas que se pueden preparar en cinco minutos y de acuerdo a testimonios y audios que enviaron, dicen sentirse “como en la casa de su madre”, el mejor locro, la mejor arveja y ni hablar de las carbonadas que son una de las exquisiteces que destacan cuando se refieren al almuerzo de cada día.

Los mejores platos envasados

Pocos los conocen a estos platos, son un gran logro de la gente que se desempeña en la SAPEM Agro Andina, ellos trabajaron durante mucho tiempo en laboratorio para elaborar un plato que reúna los sabores que se destacan en la mesa de los riojanos, “Locro, Carbonada, Pollo  a la Portuguesa, Lentejas” entre otras, lograron un buen balance de sabor y calidad.

Son jóvenes profesionales riojanos, son nuestra gente que en lo anónimo trabajan y logran estos productos que son un orgullo para los riojanos, o al menos para mí y los que lo probaron destacando la calidad del mismo, trabajan diariamente en los laboratorios para mejorar desde lo más mínimo. Hoy trascienden y sin dudas deben estar muy orgullosos de las devoluciones que les hacen sus comensales.

Esta vez, la gente que se juega la vida en las montañas para apagar un incendio y ellos desde su puesto de trabajo aportan un producto que les devuelve la energía necesaria para seguir trabajando, como así también la alegría de saber que ellos no ven la hora de destapar esa cajita que contiene una de esas comidas elaboradas por esos riojanos, seguramente esto los comprometa más y los potencie a seguir trabajando en este desafío tan interesante.

La penetración que puede tener este tipo de productos no tiene techo, ideal para los trabajadores de las alturas, de las rutas, de los que hacen turismo de aventura,  los que hacen camping, los estudiantes, y porque no, a los novios que deseen sorprender a su pareja y decirle que hace unas comidas exquisitas. Esta puede ser la cajita del amor. (Que no te descubran).

Texto: Luis Lobos

Ingresar Comentario

Afiche

Diseño y hosting: Luis Vilte