Semanario Digital - La Rioja, Miercoles 25 de Abril de 2018
Año 11 - Edición 548

Aborto ¿legal?: Sí, se puede.

La abogada especialista en temas de género Sofia Bracamonte analizó el marco legal del aborto en el país. “El argumento de si hay vida, o no, es completamente extra jurídico”, señaló y aseguró que hay pactos internacionales a los que adhiere la Argentina que hoy recomiendan la legalización de la interrupción del embarazo para preservar la salud integral de la mujer.

Sofía Bracamonte vive en Chamical y como muchas mujeres cría sola a su hija. La entrevista no podemos hacerla sino hasta la noche, cuando Julieta se duerme, y vía audio de whatsapp, para no despertarla. Seguro si hubiese sido “un doctor” no hubiera accedido sin un café de por medio, pienso, pero nosotras estamos acostumbradas a hacerlo todo como de lugar.

-           Hoy existen dos causales que permiten la interrupción del embarazo ¿Por qué los juzgados dificultan el cumplimiento muchas veces aún en los casos en los que el aborto es no punible?

Actualmente hay dos causales permitidas por el Código Penal, la causal de salud y la causal de violación, pero muchas veces no son respetadas porque en realidad el problema está en el sobre reglamentarismo que tienen las instituciones públicas de salud. No brindan el servicio de interrupción del embarazo porque tienen miedo a ser penalizados, por lo que piden más requisitos de los que la ley indica, como una autorización de un juez que en ningún momento pide el art. 86. La ley deja claro en que casos es no punible, más allá de que tiene una redacción que considero anacrónica. Lo que termina sucediendo es que la autorización judicial llega cuando el embarazo ya está avanzado más allá de lo recomendable para realizar un aborto, por lo que casi directamente se está impidiendo el acceso a un derecho de las mujeres.

La objeción de conciencia es otra causal de la que puede hacerse uso, sucede cuando el profesional médico se basa en sus creencias para impedir la prestación del servicio del aborto no punible, y si bien es muy válido, difícilmente pueda ser más importante que el derecho de la mujer.

-           A nivel de constitucionalidad, ¿Qué tan factible es legalizar el aborto hoy en Argentina?

 

Con jerarquía constitucional lo que tenemos sobre es el Pacto de San José de Costa Rica y la Declaración de los Derechos de la Mujer, ambos se refieren a la protección de la salud sexual y reproductiva de la mujer.

Nuestro país ha suscripto a numerosos pactos internacionales que están afirmando en sus informes que la situación sobre el aborto no puede seguir sin tratarse. La CEDAW tiene una comisión especial de lucha Contra todas las formas de Discriminación a la Mujer y sus Derechos Sexuales y Reproductivos y desde allí aconseja a los Estados a que avancen sobre la legalización del aborto.

Incluso la Convención Interamericana de Derechos Humanos ha dictado varios fallos a través de la corte en los que avala la interrupción del embarazo, como el caso Artavia Murillo.

Lo que pasa es que el Pacto de San José de Costa Rica dice que “en general” se considera persona desde la concepción, y dice en general porque permite la ponderación de intereses de los potenciales interpretes, esta es una cuestión interpretativa para que los Estados puedan legalizar o no el aborto. Siempre hay derechos en pugna y el Estado es el que decide qué es lo que promoverá.

-           Pasemos en limpio, ¿Se puede?

En nuestro plexo normativo tenemos varios elementos que nos permiten avanzar en la legalización del aborto, además si tenemos en cuenta que la OMS aconseja proteger la vida de manera integral, tenemos que pensar que se refiere de forma amplia a la salud reproductiva y sexual de las mujeres, porque una visión holística de la salud incluye los planos físico, psíquico y emocional.

-           Uno de los argumentos que se sostienen en contra de la posibilidad legalizar el aborto es la interpretación del término “concepción”, de hecho el embajador Jorge Yoma estuvo estos días en twitter explicandolo.

El argumento de la protección desde la concepción el tratado de los Derechos del Niño no lo expresa exactamente así, por lo que no sería necesario reformar la constitución para incluir una ley de aborto seguro, legal y gratuito. Nuestro sistema jurídico considera los derechos y obligaciones de una persona se consolidan cuando nace con vida y la misma convención de los Derechos del Niño dice que niño se considera a toda persona menor de 18 años, y persona es cuando nace.

-           Teniendo en cuenta que describís un escenario legal sin trabas explícitas, ¿Cuál es el camino que crees seguirá el derecho en este debate?

El derecho debe acompañar el avance de la sociedad. Los abortos se realizan, y se han realizado siempre. La inequidad social y económica es muy marcado en este tema, siguiendo con la prohibición sólo estamos afectando a quienes no pueden pagar un aborto clandestino por lo que terminan poniendo en peligro su salud para terminar con el embarazo no deseado.

Texto: Virginia Gorosito 

07/03/2108 

 

 

 

Ingresar Comentario

Afiche

¿Julio es Mentiroso?

Diseño y hosting: Luis Vilte