Semanario Digital - La Rioja, Miercoles 16 de Mayo de 2018
Año 11 - Edición 551
Sanagasta

“La mugre a la altura de tu plato de comida”

Desde hace mucho tiempo se viene trabajando por el turismo en este Dpto. que se encuentra a tan solo 30 km de la capital riojana, mucho esfuerzo e inversiones por poner este lugar en la consideración de un destinos a elegir. Pero no todos tiene el mismo compromiso, intendente y empresarios parece que solo apuestan en algunas cuestiones

Este viernes 20 de Abril después de un día de mucho calor a pesar de la estación que ya parecía que se habían ido las altas temperaturas, un pase por esta villa era una buena opción a disfrutar, y porque no a comer algo en un bar o restaurante, uno de los bares que más convoca y hace buena comidas a pesar de sus grandes demoras para servirte, estaba cerrado, este se encuentra frente a la iglesia principal, en el hotel que también hacen comidas, cierran la cocina muy temprano, el bar de la esquina a metros de la municipalidad se veía muy concurrido y esa imagen te invita sentarte para allí y degustar algo

En la ciudad hacia calor, allí estaba un poco fresco, sobre la vereda las mesas casi todas ocupadas, en el interior pasando por detrás de los estante de mercadería, un espacio con varias mesas, era lo más cálido, el hambre me sentó ahí, el lugar poco agradable, es parte del depósito de maquinaria en desuso, el mozo el mismo que atiende el kiosco.

La carta solo lomito y pizza, entonces el pedido fue dos lomitos, poco apetecible, a pesar del hambre la mitad fue desechada, nada de gusto, pero no hay más y fue suficiente. Pido la cuenta y antes de retirarme voy al baño, como siempre al fondo y a la derecha, por un pasillo entre cajones de gaseosas, entre estos la cocina que me pareció que no era, o si, me da más a lugar de desechos

Llegar al baño el hedor te lleva más rápido a destino que las indicaciones que te indicaron, de regreso hago un alto en lo que me dejo en dudas si era cocina o lugar de desechos, la sorpresa que en este lugar hay dos mujeres y varios pequeño invitado no deseados por nadie en las paredes, me detengo y sin que advirtieran mi presencia, saco mi cámara y hago fotos, para que sea vea desde donde habían salidos mis lomitos que recién comía, todo un asco, un despropósito a los clientes. (Las imágenes hablan por sí solo)

La pregunta es; ¿Dónde está el municipio que no controla todo esto? ¿Qué tipo de empresario propone este tipo de servicio? ¿Por qué este abierto este negocio? ¿Qué le hicieron el turista a este intendente ausente y empresario desaprensivo para tratarlos de esta manera? Una triste salida, un lugar para nunca más volver, espero vean esta publicación para que este negocio reciba el castigo y las multas correspondiente y sea habilitado una vez que se encuentre en condiciones óptimas para hacerlo. (Aunque no creo pase)

Sanagasta; volveré a recorrer tus bellezas naturales, con mi comida a cuesta, porque si no controlas este negocio que se encuentra a tan solo treinta metro del municipio me imagino que los otros no los conoces

Sanagasta; tus bellezas naturales siguen intactas, me comprometo a seguir visitándote para cuidarte y disfrutarte.

Texto; Luis Lobos

Ingresar Comentario

Afiche

Diseño y hosting: Luis Vilte